Menú Principal
8 de Agosto de 2019

Gobierno pone suma urgencia al proyecto de Adaptabilidad Laboral

-Además se presentará una indicación respecto a la jornada de trabajo, estableciéndose una jornada semanal promedio de 41 horas la que incorporará flexibilidad y gradualidad.

El Ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, anunció que el Gobierno decidió darle suma urgencia al proyecto de Adaptabilidad Laboral que se encuentra actualmente en el Senado y que además presentará una indicación respecto a la jornada laboral para establecer una jornada semanal promedio de 41 horas, la que incorporará flexibilidad y gradualidad.

Acompañado del subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, y parlamentarios de ChileVamos, el Ministro Monckeberg señaló en La Moneda que el promedio de 41 horas será la nueva jornada ordinaria, gradual y con especial preocupación por las pequeñas y medianas empresas.

“Desde el primer momento nosotros hemos sido partidarios de rebajar la jornada laboral, pero hay dos formas de hacer una reducción; manteniendo toda la rigidez o introduciendo flexibilidad laboral. Nuestro proyecto es responsable porque respeta la Constitución y porque crea empleos a través de medidas como la flexibilidad laboral. En cambio, el proyecto del Partido Comunista mantiene la rigidez y sube en forma brusca un 12% los costos de la contratación lo que potencialmente afectaría la creación de más de 300 mil empleos”, declaró el ministro Monckeberg.

Agregó que la iniciativa del Ejecutivo introduce flexibilidad laboral, “lo que nos permite acomodar mucho mejor el trabajo con la familia, incorporar el teletrabajo, permitiendo trabajar a distancia, organizar jornadas que permitan trabajar más en determinadas épocas del año, en resumen, entregar beneficios que hoy días los chilenos no tienen”.

Una reducción de jornada rígida, como algunos han planteado, “le quita libertad al trabajador y termina siendo Estado y no el trabajador quién decide dónde, cuándo y cómo trabajar”, recalcó el Ministro.

“Lo que está en juego no es si se reduce o no la jornada de trabajo en Chile. Ambos proyectos lo hacen. Lo importante es que nuestro proyecto lo hace en forma responsable y gradual”, creando empleo y resguardando a las pequeñas y medianas empresas.

 “Creemos que esta jornada semanal promedio de 41 horas que presentaremos como indicación al proyecto de adaptabilidad combina perfectamente lo que es una necesaria reducción de jornada para mejorar la calidad de vida de nuestros trabajadores, con la imprescindible flexibilidad que requieren los trabajos para no afectar la productividad ni la competitividad de nuestro país. Así, daremos suma urgencia al proyecto del Gobierno que está en el Senado porque creemos que avanzar en esta materia es imperativo”, agregó el subsecretario Arab.

El proyecto, ingresado en mayo al Senado, junto con la adaptabilidad y rebaja de la jornada laboral, propone una serie de iniciativas que van en la vía de mejorar, actualizar y modernizar el mercado laboral chileno, la legislación vigente y perfecciona el sistema de capacitación de los trabajadores, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas y enfrentar los desafíos de la automatización global.

Entre otros temas regula las empresas de plataforma, esto mediante la emisión de boletas de honorarios y así poder acceder a protección social; contempla perfeccionar la Ley de Inclusión para personas con discapacidad; políticas de género y medidas en pos de la inclusión femenina; temas de acoso laboral y sexual; trabajo infantil y medidas especiales para la reinserción laboral y mejoras en los programas de capacitación, dando la oportunidad para que los adultos mayores puedan especializarse y mejorar su empleabilidad.