Menú Principal
5 de Abril de 2017

Nuevas Relaciones Laborales: Ministras Krauss y Pascual destacan avances en materia de representación y brecha salarial

Las autoridades sostuvieron un encuentro con más de 20 dirigentas, donde profundizaron sobre los nuevos instrumentos que contiene la normativa.

Las ministras del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, y de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual, relevaron el rol que tendrá la mujer en las nuevas relaciones laborales, luego que entrara en vigencia la Ley 20.940.

Las secretarias de Estado, junto a los subsecretarios del Trabajo, Francisco Díaz, y de Previsión Social, Jeannette Jara, el subdirector de la Dirección del Trabajo, Rafael Pereira, y la Seremi de la cartera, María Eugenia Puelma, sostuvieron un encuentro con más de 20 dirigentas de distintos sectores del país.

“Queremos relevar que esta Ley contiene avances para el mundo sindical, para el país, pero especialmente para las mujeres y a la dirigentas sindicales”, señaló la titular del Trabajo.

En ese sentido, la ministra explicó a las dirigentas que con la nueva normativa se pueden adoptar planes de igualdad de oportunidades y equidad de género en la empresa; pactos de adaptabilidad para la conciliación de la vida familiar y el trabajo, el ejercicio de la corresponsabilidad parental y acciones positivas para corregir situaciones de desigualdad.

Además, se deberán incorporar mujeres al sindicato y/o a la comisión negociadora. En este último caso gozará de fuero de negociación extendido a 90 días en total.

“Si logramos llegar a la incorporación del 60% de las mujeres a la fuerza laboral cambia el Producto Interno Bruto del país. Así que es un desafío que todos tenemos: generar las condiciones para que las mujeres se incorporen al mundo del trabajo, y para los empleadores también asumir este desafío de entregar mayor equidad al interior de las empresas”, señaló la autoridad.

Junto con agradecer la invitación de la ministra del Trabajo y Previsión Social, la ministra Claudia Pascual destacó que “la entrada en vigencia de esta Ley no solo va en la dirección de mejorar las condiciones de los y las trabajadoras; sino que genera nuevos desafíos para las dirigentes, ya que permite promover la incorporación de más mujeres en los sindicatos; así como generar información importante sobre la brecha salarial que actualmente existe en los centros laborales a la hora de la negociación colectiva”.